kigi eficiencia

Los hábitos de consumo son un factor que incide decisivamente en el gasto de explotación de una instalación. El aprovechamiento eficiente de cualquier instalación comporta una utilización responsable de la misma. Permítanme unos consejos.

Hábitos de la calefacción.

Pautas a seguir para alcanzar un grado óptimo de confort y no incrementar el gasto de un modo superfluo.

_ La temperatura en el interior de una vivienda debe oscilar entre los 19 y los 21 °C por el día, y entre los 15 y 17 °C por la noche. Ha de tenerse en cuenta que incrementar un grado más la temperatura, significa elevar el consumo un 7%. Pero elevarla 2 °C equivale a un consumo no del doble, sino de casi el triple de ese 7% y así sucesivamente, incrementándose éste siguiendo una progresión no lineal sino geométrica.

_ Estimamos que un número máximo de entre 10 y 12 horas de calefacción, en horario diurno, es más que suficiente.

_ Adecuar el vestido en temporada de calefacción dentro del domicilio con las condiciones de temperatura, empleando las prendas adecuadas.

_ No tapar u obstruir los radiadores con rejillas, muebles o cualquier elemento decorativo, ya que su función es la de emitir calor, y esta se ve entorpecida con la colocación de dichos elementos.

_ Vigilar el aislamiento de las habitaciones, impidiendo fugas de calor o entradas de aire frío procedente de ventanas abiertas.